No hay nada mejor que saber que tu playera no recorrió todo el mundo para estar en tus manos. 

A lo largo del camino de Green Hug, hemos aprendido que en temas de sustentabilidad tiene igual peso el material con el que está hecho la ropa como su procedencia. 

Traer ropa de países asiáticos aumenta más de un 30% su contaminación. Esto convierte a una playera de materiales reciclados hecha en  Turquía en menos ecológica que a una de materiales sintéticos hecha en México. 

Toda nuestra cadena de producción se encuentra dentro de México, garantizando que tu ropa no recorrió más de 3,000 km (12,000 km menos que una convencional) para llegar a ti.